sueña. conoce. inspírate. repite.
Blog de viajes oficial de Norwegian

Las junglas de Tailandia

Uno de los grandes beneficios de viajar en crucero es poder visitar lugares exóticos con las comodidades que disfrutas en tu casa. Puedes irte a dormir en Italia y despertar en Grecia sin las molestias de la descompensación horaria o la pesadilla de ocuparte del equipaje. Y si bien probar distintas delicias culinarias es parte de la diversión de conocer una cultura nueva, no hay motivo por el que no puedas darte un gusto con algunos de tus platos favoritos de siempre. Si estás listo para conocer nuevas tierras y planificar una aventura emocionante, tómate un descanso de las paradas comunes y planifica tu próximo crucero a estos destinos no tan remotos. Estos son algunos de los lugares exóticos a los que puedes viajar en tus próximas vacaciones en crucero.

TALLIN, ESTONIA:

Visita la Colina de Toompea en tu crucero a Tallin, Estonia

Famosa por su casco antiguo, los muros antiguos de Estonia siguen en pie resguardando años de historia y cultura medieval combinadas con las comodidades modernas. Las boutiques de moda y los cafés comparten el espacio con casas y palacios medievales. En un crucero a Tallin hay tanta historia para ver, como el Palacio de Kadriorg, construido en 1723 por Pedro el Grande en honor a su esposa Catalina.

No te pierdas el Castillo de Toompea, en uso desde el siglo 9 y ahora sede del Parlamento de Estonia.

DUBROVNIK, CROACIA:

Hermosa ventana con vista de Dubrovnik

Otra de las ciudades famosas por su casco antiguo es la encantadora Dubrovnik, Croacia, que hace poco cobró popularidad por ser una de las principales locaciones donde se filma el premiado programa de HBO "Game of Thrones". Esta hermosa ciudad está rodeada de muros construidos en el siglo 13 y tiene una costa igual de increíble. No dejes de probar los productos locales como vinos, brandy y aceite de oliva durante tu crucero a Dubrovnik.

No te pierdas Cavtat, una pintoresca ciudad turística de la costa y el centro de la municipalidad de Konavle.

AUCKLAND, NUEVA ZELANDA:

Relájate en Piha Beach en Auckland

Viaja en un crucero a Auckland, la ciudad más grande de Nueva Zelanda. Aquí encontrarás muchísimas tiendas de diseñador y mercados para comprar lo que quieras. Pero además tiene una gran belleza natural, con playas doradas y bosques frondosos. Si quieres vivir dos experiencias inolvidables hazte tiempo para salir a avistar ballenas o explorar las cuevas de Waitomo Glowworm.

No te pierdas el puerto de Akaroa, uno de los puertos más hermosos de Nueva Zelanda.

BUENOS AIRES, ARGENTINA:

Plaza del Congreso en Buenos Aires

Los mejores vinos y la mejor gastronomía, calles pintorescas y monumentos históricos, en un crucero a Buenos Aires tendrás una larga lista de cosas para ver y hacer. Conocida como la ciudad que nunca duerme, no es difícil encontrar música y celebraciones de día y de noche. Los carnívoros tienen que probar un delicioso bistec argentino acompañado por un intenso vino tinto para juntar las energías para recorrer esta meca cultural.

No te pierdas la Boca, lugar de nacimiento del tango.

BANGKOK, TAILANDIA:

Viaja hasta las pagodas doradas en Tailandia

Viaja en un crucero a Bangkok: un lugar con palacios y templos icónicos e inconfundibles. La ciudad está llena de colores fuertes, monumentos increíbles y paisajes inolvidables. Los mercados flotantes tradicionales, repletos de productos frescos, son igual de impresionantes que las estatuas ornamentadas de Buda y todos los colores vivos combinan entre sí de una manera verdaderamente inolvidable.

No te pierdas el Templo de Buda Esmeralda, tallado de un mismo bloque de jade.

SEMARANG, INDONESIA:

Para deleitar tus sentidos elige un crucero a Semarang con templos hinduistas adornados con tonos vivos y comidas repletas de especias exóticas. Sus calles están llenas de vida, con vendedores que ofrecen de todo: de joyas a prendas tradicionales, e incluso carne y pescado. Explora la belleza natural y las estructuras impresionantes del siglo 8 de Indonesia.

No te pierdas Borobudur, el templo budista más grande del mundo (y sitio declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO).